Una historia de fracasos

Share on twitter
Share on email
Share on facebook

Sobre juegos nuevos, sindrome del impostor, ansiedad y sabotajes.

¡Hola! Bienvenidx a “¿Por qué? No hay por qué”, un newsletter sobre diseño de juegos donde no siempre escribo sobre diseño de juegos.

Vengo a pleno en el taller por que el lunes me toca enviar muchos Topo y Sendas (por suerte) a distintos rincones del país. Pero no por eso se cancela el newsletter, el newsletter llega a tu email llueva o truene! Pero tampoco nos volvamos locos, esta vez tuve que adaptarme y se me ocurrió compartirles una historia en otro formato.

Poquito antes de que el Covid nos encierre a todxs me invitaron a dar una charla sobre fracaso, y como ya sabrán, si de fracasos se habla yo vengo siempre picando en punta.

Asique este sábado les cuento uno de mis fracasos favoritos 😄 para acompañar el desayuno. A por ello.


Hacía videojuegos, te lo juro, mirá

¡Gracias vuelva ver!