No te Robes la Revelación

Share on twitter
Share on email
Share on facebook

Sobre Reconocer Patrones y Esconder Sorpresas

¡Hola! Bienvenidx a “¿Por qué? No hay por qué”, un newsletter sobre diseño de juegos.

Hoy traigo una edición especialmente breve, pero contundente. Me crucé con un video viejísimo y archivisto de Bobby McFerrin (el de “Don´t worry be happy” tu sabes), pero se conecta con algo que vengo pensando mucho y charlando en los talleres de diseño: el reconocmiento de patrones como pieza fundamental de cualquier diseño.

Porfa, no te saltees el videito. A por ello.


Máquinas de Reconocimiento de Patrones

Somos unos aparatos, yo especialmente, pero vos también. Fuera de eso también somos máquinas que funcionamos de modos muy específicos, uno de los cuales es nuestra capacidad de reconocer todas las manzanas con solo haber visto 10, y de poder manejar un Ford Sierra aunque hayamos aprendido en un Escort.

Es importante que veas este video antes de seguir leyendo. Dura solo 3 minutos.

El poder de un juego reside en las posibilidades que emergen de sus reglas. El jugador recibe un problema y herramientas, mientras mas amplia sean las posibilidades de uso de las mismas mas satisfactorio va a ser el resultado.

El Tetris no necesita mostrarte todas las formas en que sus siete piezas pueden encastrarse, basta con un solo ejemplo y el objetivo general para abrir un abanico inmenso de posibilidades. Encontrarlas en el momento y la forma mas eficiente es trabajo del jugador y de esos descubrimientos deviene el placer de jugar.

Playing Tetris can help mental health - study suggests - Med-Tech Innovation

Dejale lo Mejor al Jugador

Hay una frase que escuché no recuerdo de quien: “Don’t steal the revelation” (“No te robes la revelación”). Un juego tiene muchas caras, pero la capacidad de generar sorpresa es la mas valiosa. En el corazón de cada sorpresa o revelación está el sentimiento de “Esto lo creé yo con mi ingenio y creatividad”, cada vez que una jugadora utiliza una herramienta para crear algo nuevo en nuestros juegos alcanzamos el máximo objetivo como diseñadores y diseñadoras.

Para diseñar esos espacios donde el jugador puede crear y expresar sus ideas es importante interiorizar lo que demostró McFerrin en el video anterior: los humanos sobresalimos a la hora de comprender patrones y extenderlos mas allá de los ejemplos.

Pero como todo, una cal por una de arena. Así como podemos reconocer patrones carecemos de la capacidad de mantener la atención en más de una o dos cosas en simultáneo. Para hacer uso de lo primero hay que mantener a raya lo segundo. Todo no se puede.

No se puede hacer más lento. Magia | Madrid Free

Por eso insisto en diseñar (y jugar) mecánicas simples y claras, porque mientras mas humildes se vean las herramientas que provee el juego, mas efectiva y satisfactoria resulta la sorpresa.

¡Gracias por leer!