Humanoides Con Entrañas de Relojería

Share on twitter
Share on email
Share on facebook

Si supiese construir relojes seguro sería un mejor diseñador de juegos

¡Hola! Bienvenidx a “¿Por qué? No hay por qué”, un newsletter sobre diseño de juegos.

Estoy a pleno con un proyecto nuevo que me tiene entre engranajes, poleas y aparatitos del 1800. Hablemos de eso, mas que un artículo lo de hoy es un disparador para que te pongas a googlear sobre Autómatas y pierdas TODO el fin de semana. Perdón.

A por ello.


¿Qué Es Un Autómata?

Pocas cosas me atraen mas que los aparatos mecánicos. Me fascina el movimiento articulado de engranajes y la ingeniosa utilización de unos pocos principios mecánicos que pueden hacer girar un lavarropas o escribir en un papel a un aterrorizante niño de porcelana con entrañas de bronce.

«El escritor” (~1770) de Pierre Jaquet-Droz

Hoy vamos a hablar de los autómatas. Mezcla de ingeniería y arte, una escena que representa personas o animales en movimiento impulsada por precisos e intrincados mecanismos de relojería.

Hay algo mágico, de brujería casi, acerca de los autómatas, comenzando por los dispositivos potenciados por arena de los antiguos egipcios a través de los cuales las divinidades se materializaban.

François Junod – Autómata maker

¿Qué Vino Primero?

Supongamos que queremos crear el siguiente autómata:

¿Qué viene primero, el mecanismo que ejerce la fuerza, las piezas que la distribuyen y ordenan, el diseño de las articulaciones o el tallado de mano?
Por supuesto que no hay respuesta, cualquiera de las cuatro es un punto de inicio válido porque a partir de ahi se le puede dar forma al resto, pero hay un elemento que es fundamental. Es imposible crear una “Mano que espera” sin comprender los principios mecánicos que hacen posible su movimiento.

¿Cómo transformo movimiento circular en linear y qué lo hace posible? ¿Qué mecanismos existen para dosificar energía? ¿Como convierto una rotación continua en golpeteo intermitente?

El conocimiento de los principios mecánicos necesarios para crear una máquina, en el diseño de juegos es reemplazado por el estudio del comportamiento humano.

El constructor de autómatas conoce el principio mecánico que hace que el piñon se desplace por la cremallera (o viceversa) (imagen A), y un diseñador de juegos entiende porqué en la B vemos una línea y no una serie de puntos (imagen B).

Si venís leyendo los artículos sabés por que vemos una línea en la B.

Mecánica y Tema

Al igual que un autómata, el desarrollo de un juego se apuntala en nuestra comprensión de la mecánica base y su articulación con el resto de los componentes. Un autómata realiza complejos movimientos en base a la energía introducida por un solo punto (manivela, resorte, etc) que es distribuida de manera controlada por el resto del sistema. Un juego hace lo mismo pero a partir de su mecánica base: Mario corre y salta, las piezas del Tetris encajan unas con otras, las de ajedrez se mueven de un casillero a otro en el tablero.

Pero un autómata y un juego son más que sus engranajes, “El Escritor” de Jaquet-Droz no pretende asombrar con mecanismos de relojería, ni “Exploding Kittens” generar tensión estudiando el balance que existe entre las distintas cartas. Un caso asombraba a la realeza porque el niño de porcelana podía escribir y el otro crea tensión por que vi las tres cartas de arriba del mazo y jugué un “Skip”.

Conclusión

Como siempre, no tengo respuestas, pero en este caso sí algunas certezas.

La emoción que buscamos generar con cada juego es esencial y va a guiar la mayoría de las decisiones que se tomen en cuanto a reglas, balance y objetivos. Pero una mecánica sólida es fundamental, y sin ella, no vamos a poder crear risas, sorpresa, tensión ni nada de nada.

¡Gracias por leer!


Taller de Diseño de Juegos

Si te copa el tema de hoy, creo que te puede interesar el taller de diseño. Y si conocés a alguien a quien le puede interesar, pasale la data. Toda la info acá.


Yapa

Si estás en CABA hay una muestra en Tecnópolis con reproducciones (estáticas) de “Las máquinas de Da Vinci”, allí se puede ver de primera mano diseños de Da Vinci donde combina decenas de principios mecánicos a los mas variados inventos. Garpa mil.

¡Hola! Bienvenidx a “¿Por qué? No hay por qué”, un newsletter sobre diseño de juegos.

Estoy a pleno con un proyecto nuevo que me tiene entre engranajes, poleas y aparatitos del 1800. Hablemos de eso, mas que un artículo lo de hoy es un disparador para que te pongas a googlear sobre Autómatas y pierdas TODO el fin de semana. Perdón.

A por ello.